11 mayo 2008

Los hay que saben de todo………….y al final………….

Los hay que saben de todo………….y al final………….

         
Es curioso como hay alguna persona que se llama divulgador científico y a la vez se declara escéptico, algo que no se mezcla ni con batidora, como intentar mezclar el tocino con la velocidad, o las churras con las merinas, como mejor se estime conveniente, pero claro, hay muchos que quieren chupar del bote de lo que se pueda para adquirir notoriedad, o intentar realizar una continua llamada de atención.

Que curioso como alguien que no está formado, ni entiende, ni sabe, ni comprende de Medicina, se ponga a criticar una forma de terapia, una forma de Medicina, como puede ser la Medicina Tradicional China y en concreto la Acupuntura a la que denomina “” Vudú con buen rollito””, o “curanderismo”; a las leguas s

Se ve que tampoco vale como chistoso ni como personaje de circo de esos que hacen reír. Porque para hacer reír hay que saber y aprender, no lo sabe hacer cualquiera.

       
Además, hasta se permite el criticar una Medicina que tiene más de 3000 años de antigüedad, basada en una filosofía de la vida, y en una forma de vida muy diferente de la Occidental, pero no tan distinta en el fondo. Pero claro para comprender que la Medicina Tradicional China entiende el proceso de la enfermedad como un todo, como una atención integral al paciente, es algo que no está alcance ni a la comprensión de muchos, y menos de alguien que autodenominándose divulgador científico, da por hecho que sabe del tema, así como tampoco el comprender el porque de algunos de sus postulados los cuales le provocan risa, pero bueno, es normal, generalmente aquel que no sabe algo suele sonreír, para disimular sus carencias, pero como podemos ver hay algunos que se carcajean de su propia ignorancia.

Otra cosa curiosa, es que una organización como la OMS, o para aparentar más cultismo diremos Organización Mundial de la Salud, tiene a bien recomendar la Acupuntura para tratar algunas patologías u enfermedades. No me extrañaría escucharle, a este divulgador científico, alguna crítica al respecto.
 
Pero claro, ¿como va a entender ésto alguien que ni es Médico ni tiene la más remota idea de Medicina?? Es comprensible, enseñemos al que no sabe.
 
Además leyendo su escrito, dice que la base de la Acupuntura es falsa, porque no se ha demostrado la existencia del “chi”, ni que este fluya o circule por los meridianos, ni que sus alteraciones ocasionen las enfermedades.
 
Claro, que se iba a esperar de alguien que ni es Médico ni entiende de Medicina, y menos de Medicina Tradicional China. Con lo sencillo que es preguntarle a quien entiende del tema y además sea Médico, es decir que entienda las dos orientaciones, y las dos Medicinas, la Occidental y la Tradicional China.
 
Pues el chi, para colmo de este entendido en Medicina, o energía que se mueve por los Meridianos y puntos de Acupuntura es fácilmente demostrable, y además de modo técnico y científico como gusta de decir continuamente. Pero claro, quien no se molesta en estudiar e investigar sobre algo al final acaba hablando de lo que no sabe.
 
Habla de “”sanación mágica”” cuando se refiere a la Medicina Tradicional China y dice que lo demuestran las enfermedades endémicas en China antes de la llegada de la Medicina seria. AHHHHH, caramba, no me había dado cuenta de la diferencia existente con las pandemias que asolaron Europa y el resto del mundo si según este entendido teníamos una Medicina como Dios manda, que curioso, entonces ¿eso que quiere decir?? ¿Que los europeos no tenían ni idea de Medicina?¿que no la sabían aplicar? ………Lo que es tergiversar las cosas….
 
        También menciona textualmente “”la deficiencia de Yodo, que nunca supo tratar el curandero””, palabra empleada posiblemente para no decir Médico Tradicional Chino, pues otra metedura más de la pierna, por ser algo más fino y no decir la “”pata””. ¿ Por qué?
 
         Pues por la sencilla razón de que el tratamiento del Bocio, es más antiguo que su profilaxis. Se sabe que entre los pueblos del Litoral del Pacífico, de China y de América del Sur, el consumo de algas para la cura del Bocio es muy anterior a la Historia escrita.

        Son numerosas las referencias al tratamiento del Bocio en la Literatura Médica China. Hacia el 1600 a.de.C., los antiguos tratados de farmacopea y herbolaria china indican el uso de cenizas de algas y esponjas para el tratamiento del Bocio.
 
La prescripción, en forma de polvo en cápsulas, o bien, disuelto en vino, debía de tomarse dos veces al día en primavera y verano, y tres veces en el otoño y el invierno.
 
El Pen T´Xao Kang Mu, herbario chino, cuya última edición data de 1.578, recomienda todas las algas medicinales para el tratamiento del Bocio. Los griegos contaron con la misma experiencia también. En el siglo XII, Ruggiero Frugardi, recomendó para el tratamiento del Bocio un electuario a base de ceniza de esponjas de mar, remedio que se ha utilizado durante siglos.
 
Y además, tenemos que destacar un hecho notable, y es que hacia 1.475, Wang Hsi, en su tratado I Ling Chi Yao, añadió dos nuevos ingredientes a la más que antigua prescripción china,“” conchas y moluscos marinos y sorprendentemente, el polvo de 50 glándulas tiroides de puerco o de borrego””. La adición de las glándulas que tenían que desecarse y molerse sobre una laja de barro, constituyen a su vez el antecedente más antiguo de la opoterapia. Y hasta mediados del siglo XX, estas glándulas tiroides de cerdo desecadas fueron el tratamiento de elección para el Hipotiroidismo, hasta que se sintetizaron las Hormonas Tiroideas.
 
        No fue solamente a partir del 1811 cuando Courtois descubrió la presencia de Yodo en el Mucus Vesiculosa mientras producía salitre para los ejércitos de Napoleón cuando se empezó a pensar en el tratamiento del Bocio.
 
        Así podemos ver que antes de hablar de algo, no solamente hay que informarse bien, sino también saber muy bien de lo que se habla, además de tener la formación necesaria.
 
       Y aun así sin tener idea de nada, se permite el pedir pruebas de su efectividad. Si no estuviese curtido con este tipo de personajes, me daría un ataque de risa, posiblemente serio. La efectividad está demostrada desde hace muchos años. Aunque claro, el número de investigaciones llevadas a cabo, posiblemente no sean suficientes, pero claro, ¿¿quien las va a financiar si esta gente se dedica a criticar sin límite ni mesura a quien se atreve a hacer algo de estas características?? Pues si, también hay investigaciones en este sentido, aunque claro, como son contrarias a lo que defienden estos señores, enseguida saltarán que no son válidas, que no son científicas, que no son…. En resumen como siempre…. Siempre diciendo que no.
 
Y siempre insiste en lo mismo, que no funciona, habrá que preguntarle a los miles y miles de pacientes que han sido tratados con esta Terapia, si en realidad funciona o no, aahhhhhhhh, pero claro, esta opinión no vale, porque no dicen la verdad, mienten, efecto placebo, etc, etc, Pues aunque solo fuese el efecto placebo sería la mejor demostración de que el efecto placebo es mejor que cualquier medicación, y que no tiene efectos secundarios…… De chiste.
 
            Vamos a hacer un pequeño repaso de Historia sobre el tema.

En el año 1.000 a. C. ya existía en China un cuerpo de doctores que seguía una metodología para el tratamiento de las enfermedades.

En el siglo V a. C., se escribió el Canon de Medicina Interna, en el que se describían numerosas enfermedades, su diagnóstico y tratamiento.

Y a partir del siglo X se sistematiza como una ciencia médica mucho más avanzada que la occidental, con especialistas en medicina interna, cirujanos, pediatras, ginecólogos, y especialistas en Acupuntura y en masaje medicinal.

Las vacunas contra la viruela se utilizan por primera vez en China por Wang Qingren, antes de que se empiecen a utilizar en Europa. Caramba, y eso que era vudú, por favor, permítanme que me ría, jajajajajajaja.
Paralelamente a la medicina se desarrolla una farmacopea también única, que desde las 365 hierbas medicinales mencionadas en el Canon de Materia Médica, alcanzan el número de 2.608 medicinas a mediados del siglo XVIII. Cifra que la medicina occidental sólo alcanzará hace algunos años. Hoy en día en China los estudios médicos se dividen aún en Medicina China y Occidental. Y en general se puede decir que los chinos recurren a su propia medicina para las enfermedades crónicas, y a la medicina occidental para las agudas.

Y para colmo, no se le ocurre otra lindeza que decir que los chinos “sabían bastante poco menos que un carajo sobre el cuerpo humano", expresión literal….. y a todos los efectos, se ve que además de no tener ni idea en Medicina, tampoco anda muy sobrado en Historia………. Patético.

La historia de la Acupuntura es tan vieja como la de la Medicina en China, pero existen pruebas de que hace al menos 2.500 años que sus principios básicos estaban formulados. Desde entonces no dejó de ser más y más utilizada. En todos los países del mundo, cada vez hay más médicos que recurren a la Acupuntura para el tratamiento de diferentes enfermedades. Se considera que es una forma efectiva y natural, y que evita los efectos secundarios de los medicamentos.

Y como si se busca algo siempre se encuentra, pues para muestra un botón, pero claro sino interesa ni se busca ni se encuentra…. Curioso… Aunque a lo mejor como no le deja en buen lugar seguro que lo critica por incompleto, o falta de metodología, o porque no demuestra algo.. Señor, señor…

Pues uno de muchos artículos de una prestigiosas publicación científica, (seguro que a partir de hoy ya deja de serlo para alguien), del British Medical Journal. No está entero, un poco largo, pero vale la pena leerlo, aunque solamente sea para sonreír.

Cambio político y salud. Estructura y funcionamiento de un
sistema sanitario plural

A propósito de «La salud en China» (Hesketh, Therese; Wei Zing Zhu (1997) Health in China. British Medical Journal, 314, 1543-1545; 1616-1618; 1685-1687; 1898-1900; 315, 115-117)
Carla P. Aguirre Marco. Universitat de Valencia

El British Medical Journal ha publicado durante 1997 una serie de cinco artículos sobre el estado actual de «La Salud en China», obra de Therese Hesketh y Wei Xing Zhu. Resulta de especial interés la información que ofrecen sobre la estructura y el funcionamiento actuales del sistema sanitario, un raro caso en el que conviven en todos los niveles dos sistemas médicos diferentes, la medicina china clásica y la medicina científica moderna

El sistema sanitario chino constituye el único ejemplo hoy en día de lo que podemos llamar pluralismo médico, es decir, la coexistencia de sistemas médicos diferentes en condiciones de igualdad en todos los niveles de la organización y el funcionamiento de un sistema sanitario y en todo el territorio nacional. La medicina científica clásica, que los autores denominan medicina tradicional, proporciona hoy el 40% de toda la atención sanitaria a la población, y la medicina científica moderna, que denominan «occidental», el 60% restante.
 
La actual política de expansión, tanto en recursos humanos como materiales, de la medicina china clásica está en entredicho tanto por la infrautilización de sus hospitales como por el enorme gasto económico que supone al Estado mantenerlos en funcionamiento, a diferencia de los hospitales de medicina «occidental». Esto se debe a diversos factores pero no al grado de eficacia de la medicina tradicional: la eficacia de los tratamientos tradicionales está cada vez más avalada por la investigación científica en China y en Occidente. Todo ello parece anunciar una futura integración o combinación de ambas medicinas más que el mantenimiento de instituciones separadas que, de hecho ya en la práctica, como veremos, manejan indistintamente tratamientos de ambos sistemas.
 
La infrautilización y el déficit de los hospitales de Medicina Clásica China se debe principalmente al sistema de financiación y de liberalización de los precios que se ha venido imponiendo desde 1985 con la apertura del mercado.
 
La Medicina Tradicional cuenta con un departamento propio en el ministerio de Sanidad y con oficinas provinciales y comarcales en todo el país. Tiene sus propios centros de formación de profesionales, sus propios hospitales e institutos de investigación. Aunque atiende, como hemos dicho, el 40% de la demanda sanitaria total, la proporción es mayor en las zonas rurales, y debe tenerse en cuenta que el 70% de la población china vive en áreas rurales. Estas cifras no incluyen la automedicación que es una práctica muy extendida y que concierne especialmente a la farmacopea tradicional china.
 
Cada ciudad capital de provincia cuenta con un hospital de medicina tradicional y hay en marcha un plan para disponer de un hospital por cada condado. Los hospitales del sistema occidental constituyen el 95%, pero todos cuentan con servicios de medicina tradicional con camas para ingresos. Los pacientes eligen el tipo de medicina a su llegada a consultas externas. En una de las provincias más ricas, Jiangsu, una cuarta parte de la demanda es a la medicina tradicional, lo que supone más de 1 millón de consultas en un año.
 
También es importante la colaboración entre ambos sistemas que refleja la práctica. El 40% de los medicamentos utilizados en los hospitales de medicina occidental son remedios tradicionales y el 40% de los utilizados en los hospitales tradicionales son fármacos de la medicina occidental. En las capitales de condados y en las aldeas los médicos prescriben indistintamente ambos tipos de medicamentos sin contradicción aparente. En el caso de las afecciones respiratorias de vías altas se prescribe a los niños una media de 5 fármacos diferentes que siempre son una mezcla de ambos tipos de medicamentos.
 
Respecto a la formación de profesionales, la enseñanza de la medicina clásica china se mueve desde el aprendizaje artesanal familiar a estudios universitarios específicos de 3 a 5 años de duración. En las universidades donde se forman los profesionales de la medicina y la enfermería occidentales, entre un 10 y un 15 % del curriculum es medicina tradicional, lo que incluye el aprendizaje de la Acupuntura especialmente en enfermería.
 
La actual política estatal de expansión de la medicina clásica china incluye el aumento del número de sus profesionales médicos, que en la actualidad son cerca de 300.000, y otros profesionales sanitarios, y el aumento en un 20% del número de camas hospitalarias, aumento que viene siendo del 8% anual desde 1985.
 
Como mencionamos, el sistema asistencial tradicional cuenta hoy con problemas económicos muy graves, debidos a la apertura del país y de su sanidad a la economía de mercado. La tecnología y el especialismo están económicamente privilegiados por el sistema de precios, y la Medicina Tradicional China es esencialmente general e internística, con apenas especialización y desde luego poca tecnología. La mayoría de los pacientes de sus hospitales son externos. A diferencia de los hospitales de medicina occidental, que obtienen beneficios por la utilización de la tecnología y por el gasto farmacéutico, los tradicionales sobreviven por la financiación estatal y nunca tienen un superávit que permita mejorar sus instalaciones. Un estudio realizado en 6 hospitales comarcales demostró su infrautilización y su exceso de personal. Sale más rentable incorporar los servicios de medicina tradicional en hospitales de medicina occidental.

En cuanto a la investigación, hay una prioridad en los estudios clínicos sobre la eficacia y la seguridad de los tratamientos tradicionales. Apenas se realizan investigaciones a doble ciego con usos de placebo, pero su necesidad es evidente. En Estados Unidos, el departamento de control de fármacos y alimentos estaba probando así la eficacia de la tricoxantina en el sida. La cultura china supone una barrera para la realización de este tipo de investigaciones clínicas porque considera que no es ético negar un remedio potencialmente beneficioso a los enfermos.
 
Desde el punto de vista de occidente se necesita identificar los principios activos de muchos remedios tradicionales. Hoy es la artemisina, el principio activo del antipalúdico tradicional chino quing hao su, con más de 2000 años de uso, el fármaco antimalárico de elección en Asia. Los estudios clínicos demostraron que con este medicamento, el tiempo requerido para la desaparición del parásito en la sangre del enfermo era menor que con la cloroquina, además de que hacía remitir antes los síntomas y no tiene toxicidad grave.
 
Otro aspecto importante de la investigación se refiere al tipo de enfermedades en las que sería más eficaz un tipo u otro de medicina. Los estudios muestran que la población recurre más a menudo a la medicina tradicional para afecciones de tipo inmunitario, enfermedades de curso crónico e incurables, y en cambio para las agudas se somete a la medicina occidental. Sin embargo los estudios fiables de eficacia terapéutica cuentan con la dificultad casi insalvable de que en la práctica ambos tipos de medicina, sus instituciones y sus profesionales, usan simultáneamente remedios de una y otra medicina.
 
Por otra parte, mientras persiste el temor de que la medicina científica moderna desplace a la china clásica, a la vez ha aumentado de forma espectacular el interés de la medicina occidental por la medicina china clásica, en particular por sus recursos terapéuticos. El empleo de la Acupuntura es un hecho fuera de China, aunque casi exclusivamente como analgésico. La medicina occidental en China, sin embargo, la emplea también en anestesia quirúrgica. En cuanto a la farmacopea china, el Nei Ching registra más de 500 prescripciones, cada una de las cuales incluye cerca de 15 plantas diferentes que han de prepararse juntas. 

Hoy se ofrecen también en forma de comprimidos, y es precisamente la industria farmacéutica la gran beneficiaria de este interés. Entre 1988 y 1992 aumentó sus ventas en un 52%; sus ventas a occidente aumentaron en este periodo un 51%. La regulación legal china es igualmente exigente con los fármacos de una y otra medicina, pero hoy existe un mercado negro que ofrece los medicamentos a bajo precio y sólo una quinta parte de los hospitales del país se abastece de los vendedores autorizados por el Estado……..
 
Después de este artículo sigamos hablando un poco más sobre el tema.
También sería para preguntarse porque la OMS, entiéndase, para parecer más científicos claro, Organización Mundial de la Salud, ¿por qué tiene un documento la OMS con las Directrices sobre capacitación básica y seguridad en la Acupuntura? Ahh, claro, ya entiendo, debe de ser de la sección de Brujerías y otras disciplinas tradicionales de la OMS.
 
También podemos encontrar artículos en otras publicaciones como JAMA, de refutado prestigio.
 
Un equipo de investigadores de la University of Maryland School of Medicine, en Estados Unidos, ha hecho estudios en esa línea.
 
Independientemente de eso, no se me ocurre ya, preguntarme cual es su respuesta a que la Acupuntura y la Medicina Natural, o la Homeopatía, se enseñen en nuestras Facultades de Medicina de nuestro país… curioso…si… a lo mejor son Facultades del lado oscuro de la Fuerza… hummmmm, curioso…si.
 
Fue importante para el desarrollo de la Acupuntura el hecho de que la FDA de los EE.UU. el 29/3/96 modificase la normativa sobre Acupuntura pasando de ser una técnica experimental a procedimiento médico reconocido ( de grado III a grado II) figurando a partir de aquí en el programa de estudios de 27 facultades de medicina y 16 escuelas reconocidas por el Gobierno de los EE.UU., después de que en 4/94 se comunicara que en pruebas clínicas y básicas se probaba su eficacia en dolor, toxicómana, apoplejía, asma y nauseas. Más tarde el National Institute of Health (equivalente al Ministerio de Sanidad EE.UU.) abrió la Office of Alternative Medicine con un presupuesto el primer año de 10 millones de $ con el fin de organizar la investigación, centrando su trabajo en SIDA, cáncer, asma, trastornos de la mujer, geriatría, apoplejía así como en diversas áreas del dolor.

Que pensarán si el Gran Hermano la ha aprobado……Y no dicen nada, aunque seguro que lo saben… no sé, no sé….

Y que decir si se les comenta que en nuestras Facultades de Medicina se enseña la Acupuntura, la Medicina Natural y la Homeopatía. La formación actualmente se realiza en el ámbito de Master en diferentes Facultades de Medicina como Zaragoza, Santiago de Compostela, Barcelona, Madrid Complutense, Granada y Sevilla….. No sé ¿será que dejarán de ir de viaje o de vacaciones a esas ciudades?

Uyyyy que Boicot ………

En los países de nuestro entorno se considera la Acupuntura como un estudio de postgrado, existiendo muy diferentes titulaciones y dependiendo del país diferencias que se mantienen en su práctica pasando desde ser reembolsada por la seguridad social como por ejemplo en Francia o Inglaterra mientras que en otros países es una práctica puramente privada, aunque aquí dependerá en gran medida del sistema de seguridad social de cada país, utilizándose tanto en el ámbito de centro de salud, de la consulta médica como del hospitalario. Por ejemplo, en Alemania en las clínicas del dolor el 90% de los médicos emplean Acupuntura. Lo que existe prácticamente en todos los países es su inclusión dentro de los servicios de las compañías de seguros privadas.

No sé porque me da que van a ir a hacer una sentada ante la Embajada de Alemania.

Incluso yo diría que ya es pasarse de frenada cuando por un lado habla de Hipócrates, y por el otro critica el uso y empleo de plantas como medicina,…… pero mirad lo que es no fijarse bien, y que te pueda más el criticar por criticar, porque resulta que Hipócrates, ya sabéis a quien me refiero, al llamado Padre de la Medicina, que dejó escritas muy importantes e interesantes obras de Medicina, y que establece que la enfermedad está producida por el desequilibrio entre los cuatro humores esenciales, la sangre, la flema, la bilis negra y la bilis amarilla, y la curación la buscan en la conjunción de una serie de medidas como drogas, plantas medicinales, normas higiénico dietéticas, etc, etc.

En resumen, que como suele ocurrir, el que mea fuera del tiesto se acaba mojando los zapatos.

Y como quien dice esto muchos más datos, pero claro, si no se buscan o no se quieren encontrar es otro cantar.
 
Y no por intentar ridiculizar, a quien hable de estos temas, desde un punto de vista general, e intentar mezclarlo con la cantidad de charlatanes que existen por estos mundos de Dios, que haberlos “haylos”, se va a ser más alto, más guapo, más formado, más inteligente, más culto, o más titulado…… Porque como dice otro refrán….””Aunque ………se vista de seda……..””
 
Y para más sonrisa general, ¿que pensará si le decimos que al principio, en el principio de todo…… lo primero fue la Magia… y después la Medicina y la Ciencia?

¿Se le romperían los esquemas?..... nooooooo, buscaría una disculpa pseudocientífica en contra de los investigadores……… En fin……
 
La cuestión es fácil, muy fácil…………… que investigue, que estudie, que adquiera la formación adecuada……………ahora bien, también hay que recordar que….….. no todos los libros de Medicina están en la red.
 
Por todo ello, si entendiese de Medicina….. le sería un poquito más fácil y comprensible hablar del tema con propiedad.

Esotéricos y Científicos Saludos
Octavio Dopico Pérez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerdas ya a iker con lo yo soy periosdista y soy periodista, tu por ser como dices médico tampoco tienes que decir que lo sabes todo.

Existen médicos tontos de chuleta y médicos buenos.

¿Tienes algun estudio que demuestre como dices que la acupuntra es efectiva sin llevarme a textos de hace 1000 años?

Demuestrame que la acupuntura es efectiva con pruebas y te creeré y lo del efecto placevo descartado claro.

Estas muy prepotente ultimamente por muy licenciado que seas en medicina. Un médico defediendo el mundo paranormal y curaciones milagrosas solo es un medico que saco el titulo en una tombola o eso parece. O al final va a resultar que eres tan médico como amorós ingeniero y que al final solo eres un ATS.

Octavio Dopico Pérez dijo...

La prepotencia como dices, es la falta de conocimiento para otros.

Para entender de cuestiones médicas, hay que ser sencillamente eso, Médico.

Y para insultar o mensospreciar a los demás, también hay que saber, y tener conocimientos suficientes.

Además de eso, hay que ir siempre de cara. Yo doy la mía,....por cierto, ¿como se denomina aquel que hace este tipo de comentarios tras un Nick anónimo?

A buen entendedor.....