10 agosto 2007

Los CFCs y nuestra salud

          Uno de los compuestos que está de moda, el Ozono, que es un gas que está compuesto por tres moléculas de Oxígeno. Y mira por donde, de esta fina capa depende en gran parte la vida en el planeta, y ha estado ahí desde tiempos inmemoriales, desde que comenzó la vida sobre la tierra, pero no sabemos cuanto tiempo nos durará, aunque posiblemente no sea mucho. Ojalá me equivoque.

         La delgada niebla de Ozono que existe en lo alto de la atmósfera es esencial para la vida de la tierra. Esta capa se encuentra a una altitud entre 16 y 48 Km, con una concentración máxima en la estratosfera de 20 Km por encima de la superficie de la tierra.
 
Y ahí está tan diluida que su concentración no excede de las 10 partes por millón; si descendiese hasta el nivel del mar, la presión atmosférica la comprimiría hasta formar una capa de sólo unos 3 m/m de espesor. Y como consecuencia de las reacciones de formación y destrucción, el espesor de la capa de ozono varía cíclicamente, no sólo diaria sino también estacionalmente.

     Los clorofuorocarbonos o famosos “”CFCs””, se inventaron en 1928, y son moléculas consistentes en cloro, fluor y átomos de carbono, y que se encuentran como aislantes, en lo cotidiano, como por ejemplo en los electrodomésticos, en los sprays de desodorantes, colonias, los aviones supersónicos, instalaciones de aire acondicionado, como componentes de espumas, disolventes y detergentes, etc..


Estos son liberados al aire que respiramos, y lo curioso es que no causan ningún daño aparentemente, porque no son tóxicos, son inodoros y ni siquiera son inflamables, pero esto no quiere decir que sean inócuos, es decir que no causen daño alguno.

Por desgracia, esas mismas características que los hacen tan inertes aquí abajo, les permiten permanecer invariables durante el tiempo suficiente como para desplazarse lentamente hacia la estratosfera. Pueden tardar hasta diez años en alcanzar la capa de Ozono.
 
         Cuando una molécula de ozono se ve expuesta a la fuerte radiación UVA existente a gran altura, se rompe. Esto libera un átomo de cloro que ataca al ozono, arrancándole uno de sus átomos de oxígeno, así una molécula de ozono es destruida, pero ese cloro libera el oxigeno que cogió y va a buscar otra molécula de ozono para romperla, y así puede seguir hasta destruir entre 20.000 y 100.000 moléculas de ozono.

         Y claro, esto va a traer unas consecuencias, como es obvio, y seguramente que muchos todavía no se han preguntado cuales serán los efectos de la destrucción de la capa de ozono por el uso continuado de los CFCs, pues vamos a enumerar algunos:

** Al vaciarse la capa de ozono, es mayor la radiación de UVA que atraviesa el escudo protector y llega a la superficie de la tierra. Se ha demostrado que una destrucción de sólo el 1 % de la capa de ozono produce un aumento del 2 % en la incidencia de cánceres de piel.
       
      ** Además una dosis muy elevada de UVA puede retrasar la fotosíntesis de las plantas, que es el proceso por el cual, las plantas verdes convierten el CO2 y el agua en carbohidratos y oxígeno.

Las dos terceras partes sometidas a prueba son sensibles de diferentes maneras a la radiación UVA; esta reduce el tamaño de la hoja, impide el crecimiento, daña la calidad de la semilla y puede aumentar la susceptibilidad a las malas hierbas, las pestes y las enfermedades.

** En los océanos también habría problemas, parece que un exceso de UVA tiende a desorientar a los diminutos seres planctónicos del mar, que como sabéis son el alimento de la mayoría de los habitantes del mar, de los que nos alimentamos. Si esto ocurriera en gran escala afectaría a todo el ecosistema oceánico.
 
       ** El aumento de los cánceres de piel, sobre todo del Melanoma Maligno, aumento de las cataratas en personas y animales, así como enfermedades derivadas de las deficiencias del sistema inmunitario.
        
       ** La tierra y el mar sufrirían deforestación, trastornos en el crecimiento de plantas y flores, disminución del plancton marino, lo que significa una catastrófica ruptura de la cadena alimenticia marina, descenso de la productividad de las cosechas, etc. Con la consecuencia de malnutrición, desempleo del sector pesquero, agrícola y ganadero.......
      
      ** La destrucción del ozono también alteraría el clima. El adelgazamiento de la capa se produce a los 25 Km de la superficie de la tierra y los daños empiezan a ser considerables a partir de los 40 Km. Una reducción del 5 % en el nivel de ozono en la estratosfera, sería equivalente a un desplazamiento de unos 150 Km hacia el Ecuador. 

     Los habitantes del futuro podrán disfrutar de sol todo el año. Eso sí, quemaduras y otras cosa aparte.
      
    ** La reducción de este gas puede estar cambiando la conducta de la atmósfera. Al absorber la energía solar, el ozono actúa como un agente calefactor en las capas más altas de la atmósfera. Si desaparece, la estratosfera puede enfriarse, afectando al sistema global de vientos, además habrá temperaturas extremas y se producirá una alteración en las estaciones y las precipitaciones.

Creo que de unos años para aquí estáis oyendo a nuestros mayores repetir que el tiempo está loco, que nunca había pasado lo que está ocurriendo ahora.

         Todo esto como habréis podido comprender ayuda al famoso y conocido como... Efecto Invernadero.

Recordad que debemos de usar sprays sin CFCs, y electrodomésticos que no los contengan.

Lo penoso y paradójico es que si las emisiones de CFCs se redujeran a cero en este momento, las reacciones que están destruyendo la capa de ozono proseguirían al menos durante un siglo, cien largos años. La normalidad no se va a recuperar hasta que las emisiones de cloro no comiencen a decrecer, ya que la mayor parte del cloro atmosférico procede de compuestos manufacturados y estos aumentan día a día.
        
       Así que ya sabéis, un grano de trigo no hace granero, pero ayuda al compañero. Poco a poco se consigue un mucho, y lo que esta en juego, creo sinceramente que vale la pena conservarlo.
Octavio Dopico

2 comentarios:

Javier Akerman dijo...

Hola Octavio:
Me alegro de saber de ti.
Felicidades también por tu blog.
Te invito a que entres en los otros míos:
www.doctorakerman.blogspot.com
www.tantrayana.blogspot.com
Y en mi página sobre lo paranormal:
www.akerman.net
Un fuerte abrazo,
Javier Akerman

Anónimo dijo...

Pues si, sería deseable que todos arrimasen un poco el hombro.

Saludos

Alejandro